• Pedro Meza

Tips para organizar el matrimonio y no volverse loco en el intento

Ya van encaminados los preparativos y el matrimonio comienza a tomar forma. Todo comienza a fluir y cada día falta menos, pero no hay de qué preocuparte porque tienen todo está bajo control. ¿Cierto?



Pues así parece, pero con cada día que pasa hay demasiadas decisiones que tomar y las complicaciones aumentan. Es en este punto donde mayor tranquilidad y humildad es necesaria por parte de los novios pues el estrés, cansancio e ilusiones, suelen jugar en contra de los deseos de la pareja y se toman, generalmente, muy malas decisiones.

Según los novios con los que hemos podido trabajar en los últimos años, estas son las principales recomendaciones para facilitar la organización del matrimonio y no volverse locos en el intento:

1. NO pensar todo el tiempo en el presupuesto original

Desde el inicio es fundamental tener una idea clara de “cuanto” hay disponible para el matrimonio, y para esta fecha tan especial es muy probable que se deban modificar algunos montos y quizás gastar un poco más de lo presupuestado. Deben hacerse a la idea de que pueden surgir gastos inesperados, pero necesarios. Si la principal preocupación es no excederse del presupuesto original, seguramente deberán dejar de lado algunos detalles y el resultado puede no ser del todo satisfactorio.


2. Confianza en decisiones tomadas

Entre las primeras cosas que deben definirse están el menú, lugar de la celebración, decoración, temática, entre otros. Estas decisiones son pilares de la celebración por lo que hay que definirlas con toda tranquilidad y una vez hechas, no es necesario buscar ideas en internet o revistas, la saturación de información puede generar inseguridad y favorecer altos niveles de estrés en la pareja. Cambiar de ideas a mitad del camino sólo causará descoordinación y atraso en toda la organización del evento.


3. NO obsesionarse con una idea

El matrimonio es una fecha soñada. Muchas veces se tiene un “ideal” que por años ha sido cuidadosamente planeado, pero por diferentes motivos, el evento que tienen pensado no puede ser llevado a cabo al 100%. Obsesionarse con una o varias ideas y buscar realizarlas a toda costa sólo hará perder el tiempo de la pareja y los proveedores y causará un estrés innecesario que puede terminar incluso con el compromiso (así de terrible puede resultar). Hay que tener la mente abierta y disfrutar.


4. Delegar

“Si quieres que algo salga bien, debes hacerlo tú mismo”. Frase de película que no aplica al 100% en la vida real. Es cierto que los novios son los que tienen la imagen más completa de lo que desean para su matrimonio, pero “dos contra el mundo” termina desgastando cuerpo y mente para el día más importante de sus vidas. Confiar y delegar, es la mejor alternativa para poder resolver más cosas en menos tiempo. Confiar en personas cercanas para tareas específicas, les permitirá recuperar tiempo para ustedes y para dar atención a más detalles. No delegar es un gravísimo error en la organización de su matrimonio.


5. NO buscar agradar a todos

¿Se casan ustedes o sus familiares y amigos?, ¿Para quién organizan el matrimonio? Deben tener claro el matrimonio es de ustedes y debe hacerse a su gusto. No busquen decorar o preparar alimentos pensando en algún o algunos invitados en especial “para que se vayan contentos y no pelando”. Lo que ustedes decidan será lo mejor y sus invitados deberán saber valorarlo y disfrutarlo. Hacer las cosas para darle gusto a otros, sólo les quitará tiempo y los llevará a altos niveles de estrés.


¿Nos faltó alguna?.


Cuéntanos!!!

0 vistas

© Pedro Meza. Todos los derechos reservados. 2020